JENNIFER LAWRENCE, JAVIERA ACEVEDO Y YO

Cuando me enteré de que se habían filtrado fotos de la Javiera Acevedo no sólo simpaticé como mujer acerca de la violación que estaban haciendo de su privacidad, sino que me sentí completamente identificada con aquella situación. En ese momento quise escribir sobre el tema y decir que yo también fui víctima, pero no me di el tiempo y ahora me arrepiento bastante. Pero como de los arrepentidos es el reino de los cielos (dicen), hoy me doy el tiempo de escribir sobre el tema. Que hoy escriba no es casualidad; pese a que yo pensaba que el tema estaba enterrado, hoy reapareció en mi vida y me di cuenta que no lo tenía del todo superado.

Qué tengo en común entonces, con Jennifer Lawrence y Javiera Acevedo? Bueno, también hubo una  (o unas cuantas) fotos mías que se filtraron y terminaron mandándose por whatsapp compañeros míos de colegio y de ahí viralizándola entre otros amigos de ellos. Esas fotos me las había sacado un amigo fotógrafo en un contexto netamente artístico y estaban en un portal poco conocido de fotografía al que sólo podías acceder si tenías una cuenta en él. De que la foto la tenía “mucha gente”  me enteré el primer semestre del 2014 por una compañera del colegio, a la cual hasta el día de hoy agradezco por haberme contado de la situación. Nunca fuimos íntimas amigas pero ella cachó que yo no quería viralizar dicha foto porque la subí a Facebook pero censurada, justo cortada para que no se viera nada.

f681258708748078961092b84557761122Mi primera reacción fue preocuparme, me sentí desprotegida y por primera vez le tomé el peso a lo rápido que se viralizan las cosas en la red; le avisé a mi amigo fotógrafo y él eliminó dichas fotos, pero para temas prácticos, la foto ya se encontraba en el whatsapp de muchos de mis compañeros de colegio, personas bastante básicas y aweonás que claramente no ven una foto artística, sino que sólo ven a su compañera de curso con las pechugas al aire. Ahí es cuando yo pienso, cómo tan pendejos y malintencionados de querer viralizar una foto así? Si tienen acceso a porno y a weonas mucho más ricas (incluso sus pololas son más ricas que yo), cuál es la idea de compartir una foto de una compañera de colegio? Claramente no son las primeras pechugas que ven en su vida. Llegué a la conclusión de que simplemente es morbo y maldad. Y ahí me baja la pena, porque a ninguna de las personas que compartió dicha foto le hecho algo malo como para que quiera vengarse y causarme tal daño compartiendo mi intimidad.

Meses después del suceso, hoy me vengo a enterar que la persona con la que estoy saliendo conocía dichas fotos mucho antes de conocerme en persona. Esa foto la había recibido él en septiembre en un grupo de whatsapp de parte de un compañero mío de colegio. Él no le había tomado importancia y ahora, luego de un mes juntos el tema se dio y me  lo comentó. Para mi fue como desenterrar un antiguo miedo, despertar un antiguo fantasma que hace tiempo no molestaba. Juraba de guata que el tema ya lo tenía superado y que era lo suficientemente fuerte como para soportar que vieran mis fotos y que no me importaran los comentarios de aquellas personas que sólo buscan hacer daño. El tema es que no soy tan fuerte. El tema es que aún me cuesta entender que haya tanta gente que busque hacer daño porque sí.

16aef50118488a7f9b6a2088d4e30a6555Nunca supe quien viralizó dicha foto. Pero a todo aquél que la tuvo y la compartió, y a todo aquél que la tuvo, se rio y no hizo nada por revertir la situación; los invito a que se pongan en mi lugar. Yo me saqué esas fotos para que fueran vistas de manera artística, me gusta la fotografía íntima pero nunca fue para que gente conocida la mirara con maldad y ganas de hacer daño. Y si a los hombres les cuesta mucho ponerse en mi lugar, imagínense si se enteran que hay unas fotos de su polola semidesnuda dando vueltas y que todos sus amigos ya la conocen en pelota. Quizás así les sea más fácil entender. Y porfa no me vengan con weas de que cada uno sabe lo que hace y que uno no debe sacarse fotos así, veamos la wea con altura de miras por favor. Y un último favor, la próxima vez que sepan que se filtraron las fotos de alguien, pónganse en el lugar de dicha persona o piensen cómo se sentirían siendo su pareja.

De antemano muchas gracias, y chúpenla todos aquellos que viralizaron mi foto (tengo mejores).

Anuncios

POR QUÉ ESCRIBO?

Hace tiempo tenía ganas de escribir y me puse a pensar de dónde venían esas ganas, en otras palabras, por qué escribo. La verdad es que esa pregunta tiene varias respuestas que han ido mutando en el tiempo. Empecé a escribir como desahogo y buscando una identidad. Para mi empezar a escribir significó descubrir una faceta que no tenía idea que existía (soy más matemática que humanista). Y bueno, junto con el blog nació paularaya como nombre, personaje, concepto, alter ego o lo que sea. Y en eso debo agradecerle a varios amigos, que incluso hablan de “paularaya” así tal cual, sin decir LA Paula o LA Paula Araya. Puede parecer algo súper estúpido (en realidad lo es), pero para mí significó el comienzo de una nueva etapa en la que empecé a sentirme mejor conmigo misma y aceptarme tal como soy.

1549557_10152638016599191_4813270951126396328_n

Mi fiel compañero

Ahora bien, una cosa es escribir y la otra es publicar. Por qué tener un blog, y no un diario de vida? En el colegio me enseñaron que la comunicación se lograba con un receptor. Me di cuenta que además de desahogarme, tenía una opinión que quería compartir con el mundo. Y tal fue mi sorpresa cuando me di cuenta que lo que hacía le gustaba a un pequeño grupo de gente, que por muy pocas personas que fueran, eso ya era un estímulo para seguir escribiendo. Más bonito aún fue cuando ese pequeño grupo creció y ya no eran solo amigos y conocidos míos, sino también otros blogueros y blogueras. Eso a la larga termina siendo un círculo virtuoso, porque inevitablemente uno empieza a leer y seguir otros blogs, y una lectura agradable siempre se agradece.

Ya con el bichito de la escritura dentro de mí, empecé a probar otros estilos como cuentos y poemas, y aunque sigo pensando que los poemas no son mi fuerte, me gusta eso de no quedarme en la zona de confort y simplemente probar otros tipos de comunicación, aun cuando el resultado no sea el mejor. A veces siento que me pasan cosas tan bacanes que realmente quiero compartirlas y contárselas al mundo; otras veces quiero compartir mi opinión para saber si soy la única que piensa de tal forma o no (generalmente me doy cuenta que no soy la única y eso se siente muy bien).

Hoy una compañera de práctica me dijo que se cagó de la risa leyendo el blog. Con ese simple comentario me hizo la mañana y decidí que hoy publicaba sí o sí. Mi día al final tuvo muchos altibajos pero no quería postergarlo más. En el fondo escribir en sí me hace bien, me relaja, es una entretenida forma de sacar la vuelta y de sacar las malas vibras. Y por otro lado recibir buenas críticas me pone muy feliz.

Y tu…(si es que escribes), por qué escribes?