CATÁLOGO DE CITAS #2 EL FEMINISTA

10433131_10152717413500380_1249189583134988802_nTodo partió un día como cualquiera vagando por FB, me topé con una columna de Noesnalaferia titulada Repudio a la Heteronorma. Ahora mientras escribo, el corrector de Word me tira error en la palabra “heteronorma” y me sugiera “heteromorfa” y me dan ganas de golpear y tirarle mierda al puto corrector carente de vocabulario. Volviendo a lo otro: la columna. El autor  hacía una crítica a la heteronorma desde su propia experiencia, pero no contaré más porque quiero que lean su columna.

Al terminar de leer la columna tuve un impulsivo pensamiento: CÁSATE CONMIGO. Obvio que en el fondo no pensaba eso, pero el asunto es que quedé maravillada con esto de que un hombre tuviera el feminismo tan claro, incluso mucho más claro que yo. El común de los hombres trata a las feministas de feminazis y jura de guata que feminismo = lo contrario del machismo (mujer superior a los hombres), osea en el fondo no cachan niuna.

Comenté algo bastante efusivo en la columna y puse que lo invitaría a trotar un día, en tono pseudo-coqueto piropero-de-redes-sociales pero nunca pensando que fuera a responderme. Tal fue mi sorpresa cuando me llega un inbox del autor de la columna al fanpage del blog  cobrándome la palabra sobre salir a trotar, que le respondí y lo agregué a FB altoque. Yo estaba lesionada, pero además, estaba en otra ciudad así que bien difícil lo del trote. Conversamos un par de veces por fb y dio la casualidad de que el feminista viajaba a mi ciudad.

Nos juntamos a tomar una cerveza, no a trotar. Fuimos a una bonita cervecería artesanal de Valpo, había que ser buena onda con el turista y mostrar lo bonito, no mostrar la hilacha con los locales de piscola a 600. Conversamos harto de política universitaria, yo: ex candidata de federación, él: periodista del diario de la FECH. Conversamos sobre periodismo y escribir en general, yo: bloguera y periodista frustrada, él: periodista de verdad. Super interesante la conversa, hubo mucha buena onda, pero definitivamente no quería casarme con él. Lo pasamos bien, pura buena onda.

Pese a que no era la idea inicial, igual terminamos tomando en esa subida donde está lleno de locales de piscola a 600 y 3 tequilas x luca (la magia del puerto). Luego nos despedimos y pues nada, buena onda. Interesante cita, gran valor pal feminista, un abrazo si lee esta nota.

Anuncios

HOY BRILLO MÁS FUERTE – Mujeres que Brillan

IMG_20150622_162623a sábado después del triunfo de Chile y yo levantándome a las 8 am, valió totalmente la pena. A las 9:30 me reunía con un grupo de bellas mujeres para un taller de Personal Branding llamado “Yo Poderosa”. ¿De qué se trataba esto? Básicamente un espacio para conocernos mejor, querernos con lo bueno y lo malo, definir una marca personal, automotivarnos a cumplir nuestros sueños y sobre todo, BRILLAR.

El taller lo dicta el equipo Mujeres que brillan, formado por Paula Alcalde, una Coach y por Carmen Castillo, más conocida como @CarmenTuitera en distintas redes. Ambas muy secas y amorosas, cada una con su estilo único se complementaban logrando un equipo sólido y muy cercano.

Obviamente no quiero hacer un spoiler del taller porque me encantaría que todas mis amigas (y todas aquellas que leen mi blog) tuvieran la oportunidad de asistir. Lo que sí haré será contar un par de cosas que me pasaron, a ver si eso también ayuda a motivarlas.

Primero que todo, pude conectar con las demás asistentes porque pedacitos de sus historias se parecían a pedacitos de mi historia. Es muy bonito eso de verse reflejada en otras historias, genera una complicidad muy rica; puede ser que algunas no nos volvamos a ver, pero durante esas horas, fuimos compañeras/confidentes.

Por otro lado, me di cuenta que había una cualidad en mí que yo estaba omitiendo y que a todos les parecía muy característica de mí. Ser inteligente en algún momento de mi vida me trajo más problemas que alegrías, y desde ese momento traté de omitirlo. No me atonté, pero empecé a olvidar que era una virtud mía y cuando me lo hacían notar me daba vergüenza y hacía la vista gorda. Qué tonta paularaya! Ahora no me da vergüenza ni tampoco me siento soberbia por admitir que soy una mujer inteligente y que voy a lograr todo lo que me proponga.

Nunca me interesó venderme como una mujer inteligente, creo que siempre me interesó más venderme como alguien multifacética. Ser la paularaya que es ingeniera, pero que también escribe columnas y cuentos; la paularaya a la que le interesa la política, pero también le gusta jugar a ser modelo de vez en cuando. Creo que cada una de esas cosas me hacer ser quien soy hoy y me encanta, y como dije antes, ahora admito con orgullo que soy una mujer inteligente.

No les voy a contar más del taller. Sólo decirles que fue una experiencia única y que Paula y Carmen son unas excelentes maestras. Para mayor información manden un correo a mujeresquebrillanchile@gmail.com, escuché un rumor de que pronto se hará un taller en Viña.

Mujeresquebrillan