CATÁLOGO DE CITAS #2 EL FEMINISTA

10433131_10152717413500380_1249189583134988802_nTodo partió un día como cualquiera vagando por FB, me topé con una columna de Noesnalaferia titulada Repudio a la Heteronorma. Ahora mientras escribo, el corrector de Word me tira error en la palabra “heteronorma” y me sugiera “heteromorfa” y me dan ganas de golpear y tirarle mierda al puto corrector carente de vocabulario. Volviendo a lo otro: la columna. El autor  hacía una crítica a la heteronorma desde su propia experiencia, pero no contaré más porque quiero que lean su columna.

Al terminar de leer la columna tuve un impulsivo pensamiento: CÁSATE CONMIGO. Obvio que en el fondo no pensaba eso, pero el asunto es que quedé maravillada con esto de que un hombre tuviera el feminismo tan claro, incluso mucho más claro que yo. El común de los hombres trata a las feministas de feminazis y jura de guata que feminismo = lo contrario del machismo (mujer superior a los hombres), osea en el fondo no cachan niuna.

Comenté algo bastante efusivo en la columna y puse que lo invitaría a trotar un día, en tono pseudo-coqueto piropero-de-redes-sociales pero nunca pensando que fuera a responderme. Tal fue mi sorpresa cuando me llega un inbox del autor de la columna al fanpage del blog  cobrándome la palabra sobre salir a trotar, que le respondí y lo agregué a FB altoque. Yo estaba lesionada, pero además, estaba en otra ciudad así que bien difícil lo del trote. Conversamos un par de veces por fb y dio la casualidad de que el feminista viajaba a mi ciudad.

Nos juntamos a tomar una cerveza, no a trotar. Fuimos a una bonita cervecería artesanal de Valpo, había que ser buena onda con el turista y mostrar lo bonito, no mostrar la hilacha con los locales de piscola a 600. Conversamos harto de política universitaria, yo: ex candidata de federación, él: periodista del diario de la FECH. Conversamos sobre periodismo y escribir en general, yo: bloguera y periodista frustrada, él: periodista de verdad. Super interesante la conversa, hubo mucha buena onda, pero definitivamente no quería casarme con él. Lo pasamos bien, pura buena onda.

Pese a que no era la idea inicial, igual terminamos tomando en esa subida donde está lleno de locales de piscola a 600 y 3 tequilas x luca (la magia del puerto). Luego nos despedimos y pues nada, buena onda. Interesante cita, gran valor pal feminista, un abrazo si lee esta nota.

HOY BRILLO MÁS FUERTE – Mujeres que Brillan

IMG_20150622_162623a sábado después del triunfo de Chile y yo levantándome a las 8 am, valió totalmente la pena. A las 9:30 me reunía con un grupo de bellas mujeres para un taller de Personal Branding llamado “Yo Poderosa”. ¿De qué se trataba esto? Básicamente un espacio para conocernos mejor, querernos con lo bueno y lo malo, definir una marca personal, automotivarnos a cumplir nuestros sueños y sobre todo, BRILLAR.

El taller lo dicta el equipo Mujeres que brillan, formado por Paula Alcalde, una Coach y por Carmen Castillo, más conocida como @CarmenTuitera en distintas redes. Ambas muy secas y amorosas, cada una con su estilo único se complementaban logrando un equipo sólido y muy cercano.

Obviamente no quiero hacer un spoiler del taller porque me encantaría que todas mis amigas (y todas aquellas que leen mi blog) tuvieran la oportunidad de asistir. Lo que sí haré será contar un par de cosas que me pasaron, a ver si eso también ayuda a motivarlas.

Primero que todo, pude conectar con las demás asistentes porque pedacitos de sus historias se parecían a pedacitos de mi historia. Es muy bonito eso de verse reflejada en otras historias, genera una complicidad muy rica; puede ser que algunas no nos volvamos a ver, pero durante esas horas, fuimos compañeras/confidentes.

Por otro lado, me di cuenta que había una cualidad en mí que yo estaba omitiendo y que a todos les parecía muy característica de mí. Ser inteligente en algún momento de mi vida me trajo más problemas que alegrías, y desde ese momento traté de omitirlo. No me atonté, pero empecé a olvidar que era una virtud mía y cuando me lo hacían notar me daba vergüenza y hacía la vista gorda. Qué tonta paularaya! Ahora no me da vergüenza ni tampoco me siento soberbia por admitir que soy una mujer inteligente y que voy a lograr todo lo que me proponga.

Nunca me interesó venderme como una mujer inteligente, creo que siempre me interesó más venderme como alguien multifacética. Ser la paularaya que es ingeniera, pero que también escribe columnas y cuentos; la paularaya a la que le interesa la política, pero también le gusta jugar a ser modelo de vez en cuando. Creo que cada una de esas cosas me hacer ser quien soy hoy y me encanta, y como dije antes, ahora admito con orgullo que soy una mujer inteligente.

No les voy a contar más del taller. Sólo decirles que fue una experiencia única y que Paula y Carmen son unas excelentes maestras. Para mayor información manden un correo a mujeresquebrillanchile@gmail.com, escuché un rumor de que pronto se hará un taller en Viña.

Mujeresquebrillan

15 COSAS QUE HACER ANTES DE CUMPLIR 25

AVISO: esto NO es una de esas listas de buzzfeed ni upsocl, es MI lista de las cosas que me falta por hacer antes de cumplir 25.

Hoy es viernes y no es cualquier viernes: es el día del pisco. Es el día del pisco y yo estoy acostada tomando té. Parezco vieja pero en verdad no lo estoy, solo estoy cansada. Eso me hizo recordar que me queda poco para llegar al cuarto de siglo y me quedan muchas cosas por hacer. Por eso elaboré esta lista,  son solo las cosas que siento que debería haber hecho y aun no hago. Aquí va:

  1. Corregir la tesis (por la cresta, sí)
  2. Independizarme
  3. Hacerme un nuevo tatuaje
  4. Comprarme una bici
  5. Viajar sola (aunque de aquí a mi cumple no tendré vacaciones así que se extiende a DURANTE mis 25)
  6. Hablarle a un desconocido guapo en el metro
  7. Publicar en algún medio que no sea mi blog
  8. Comerme a una mina
  9. Ver la saga de El Padrino
  10. Meterme a un gimnasio
  11. Tomarme un vaso al seco (nunca he podido)
  12. Sacar licencia
  13. Bailar en la calle mientras camino (o en el metro)
  14. Ir al museo de la memoria
  15. Aprender a pintarme las uñas

25

CATÁLOGO DE CITAS #1 El Escritor

Enero (hacía un calor de mierda). Decidí ir sola a la presentación de la antología de Claudio Bertoni. Primero que todo debo agradecerle al poeta, mi antiguo (o eterno) muso, por haberme “presentado” a Bertoni y su especial poesía. El evento era en la azotea de un local del Barrio Lastarria y, además de Bertoni, leerían poemas de la antología la Camila Gutierrez (Joven y Alocada) y Rafael Gumucio.

10410351_10152822710614191_6980135002174187270_nAl finalizar la presentación hubo un pequeño cóctel y aproveché el momento de distensión para intentar acercarme a Camila, la encuentro seca y guapísima, quería una foto con ella. Me di cuenta que no era la única, a mi lado un grupo de hombres de unos treinta y algo comentaba acerca de la belleza de la Joven (ya-no-tan-joven) y Alocada. No pude evitarlo, y me metí en la conversación patudamente. Uno de ellos la retrató y aproveché la oportunidad de hacer lo mismo. Claramente pensaron que yo era lesbiana y se sorprendieron al saber que no, que sólo apreciaba la belleza en todas las formas y colores que se pudiese presentar.

Eran escritores, todos ellos. Algunos a medio tiempo, otros a tiempo completo. Uno de ellos había estudiado historia durante un tiempo, mi papá le había hecho clases. El mundo es enano. Él me invitó a una cerveza, acepté sin dudar. Al principio pensé que íbamos todos, luego caché que no, que íbamos los dos.

Abandonamos el local y empezamos a caminar por Lastarria. Me preguntó si creía en el amor. Wow. Qué pregunta. Me contó que había tenido una relación de 8 años. Que luego de eso estuvo mucho tiempo sin creer en el amor. A mí me parecía simplemente fascinante. Me sentí como en Antes del Amanecer, caminando por bellas calles, conociendo la ciudad y conociéndonos, mientras buscábamos un lugar que tuviera cervezas y asientos.

10011495_10204951775648046_2914623825467511238_nCuando por fin encontramos un lugar, nos dedicamos a hablar de todo un poco. De nosotros, de literatura (tema del que sé muy poco, así que me limitaba a escuchar y aprender) y de cine, tema en el que me pude defender más. Qué tipo más interesante, su forma de pararse frente al mundo, entendiendo derrotas, victorias y sueños me parecía fascinante. Era un tipo que claramente había vivido harto más que yo, pero no sólo había vivido: sentí que había vivido intensamente; que había amado intensamente, había sufrido intensamente y se había recuperado intensamente. Nos tomamos otra cerveza y luego nos despedimos en Bellas Artes.

Al llegar a mi casa noté que él había hecho un relato de su día en FB, sin duda su forma de escribir era muy bonita. Me describió como “una hermosa mujer a la que no conozco pero a la vez conozco. Inteligente y de carácter, con una vanidad que no incomoda. Amo las vanidades bien llevadas. No pude adivinarla (como diría Stendhal) y eso habla bien de ella”. Esa descripción fue el broche de oro para mi cita improvisada. Gracias señor escritor por tan bella descripción y por tan agradable tarde/noche.

DEDICAR CANCIONES

Encuentro super shulo (si, con ese ashe) dedicar canciones romanticonas. Pido solemnemente que nunca me dediquen una canción de Arjona, Sin Bandera, Rio Roma o algo por el estilo. Pensándolo bien, hacer esa petición está un poco de más, porque creo que nunca saldría con alguien que fuera fanático de Arjona o Sin Bandera (y si llega a ocurrir eso, porfa rescátenme). Siempre hay una excepción que cumple la regla, y confieso que me derretiría de amors si me cantan “eres tan gigante y loca de verdad, habrán sido drogas mágicas?” o si me dicen que “si el invierno es muy largo, yo puedo acortarlo” #dato. Sí, me gustan las canciones más raras y no tan manoseadas, porque así puedo pensar que son sólo para mí.

Igual es muy cierto que la música evoca muchas sensaciones y siempre existirá una canción que nos recuerde a alguien especial, o algún momento que queramos atesorar. Y como este es mi blog y puedo darme el lujo de contradecirme a diestra y siniestra, escribí esta entrada con el objetivo de dedicar una canción. Porque en el fondo no me parece tan shulo dedicar canciones, sino que lo que me parece realmente shulo es dedicar canciones shulas y manoseadas.

A ti, que te carga la nueva escena musical chilena; a ti, que de una u otra forma estuviste en mis momentos complicados, ayudándome con palabras precisas; a ti, que nunca has tenido reparo en criticarme y lo haces medio en broma medio en serio  (porque en el fondo me quieres); a ti te digo “démonos el tiempo para ver qué es lo que pasa, sin definir ni recurrir a nadie más”.

4 LECCIONES QUE ME DEJÓ MI SEGUNDA PRÁCTICA

Considero que a cualquier experiencia, buena o mala, uno debe sacarle un aprendizaje. Sobre todo si se trata de una práctica, que es la instancia donde uno va a aplicar los conocimientos aprendidos en la carrera, pero sobre todo va a aprender.

Para contextualizar un poco, en diciembre yo juraba de guata que haría mi práctica nuevamente en una minera (porque iba muy avanzada en el proceso de selección), y juraba de guata que eso era lo que yo quería (porque lo había pasado la raja en la práctica pasada). Resulta que no quedé y cerré el año con la incertidumbre de “y ahora dónde chucha haré la práctica”. Por contactos de un profe terminé en Aqualogy Medioambiente, una empresa de la que nunca había escuchado.  Y bueno, empecé a trabajar en esta empresa que se enfoca en servicios integrados de tratamientos de aguas.

Y qué aprendí en Aqualogy (Aqualongyi, Aquayoli, etc.)? La verdad es que he aprendido muchas cosas, desde lo obvio (temas de ingeniería, diseño y construcción, etc.) a datos curiosos como que en un país del sudeste asiático el plato típico es una sopa de “escupitajo de pájaro”. Pero hay 4 cosas que me parecen importantísimas lecciones de vida y quiero compartirlas.

1. Uno no siempre sabe lo que quiere.
Como lo mencioné antes, yo quería hacer la práctica nuevamente en una minera y ojalá quedarme trabajando por allá. Me parecía bacan el tema de vivir en faena, pero claro, tenía la visión de practicante nomás. El tema es que estaba muy cegada con eso y no me había abierto a otras posibilidades. Nunca pensé que le agarraría el gustito a la parte ambiental, que los temas de aguas me iban a parecer tan interesantes e importantes.

2. Ama tu trabajo, pero también con quien trabajas
Una cosa es que te guste a lo que te dedicas, pero otra cosa es con guitarra. Tan importante como el trabajo en sí, es la gente que te acompaña en la pega. Ir a la pega se va a terminar convirtiendo en un calvario si odias a tu jefe o tu compañerito de escritorio o de un proyecto te parece insoportable. Gracias a Dior el ambiente de trabajo acá es la raja; demasiada buena onda entre todos, mi jefa es muy amorosa y tengo tanta suerte que de cierta forma terminé “apadrinada” por un compañero.

3. Eso de “Pastelero a tus Pasteles” es una gran mentira
Estudié ingeniería pero me gusta escribir y las comunicaciones. Por qué dedicarme sólo a temas de ingeniería, si es que puedo aportar también desde otra área? Entre conversaciones en algún almuerzo salió el tema de que yo escribía y tenía un blog. Una cosa llevó a la otra, y terminé apoyando en pequeñas cosas al gerente de Marketing (el antes mencionado “padrino”). Hasta ahora llevo una edición del boletín mensual y un publirreportaje para la revista AIDIS. Debo reconocer que estoy muy feliz y orgullosa de mi misma!

4. La plata no es lo más importante
Es casi un cliché o algo demasiado obvio pero nunca está de más recordarlo. Es cierto que necesitamos la plata para poder comer, pagar cuentas, tomarnos un trago en el after office etc., pero no es lo más importante. Si bien en la práctica pasada me pagaban el doble, nunca la disfruté tanto como ésta. Trabajar con gente agradable, encontrarle un sentido a lo que haces y que más encima te permitan hacer otras cosas que te gustan no tiene precio, para todo lo demás… está la tarjeta de papi?… jaja no, así no era, pero se entiende.

Y bueno, se acabó la práctica…. Pero me ofrecieron quedarme! Así que aprovecho de compartir mi alegría con ustedes, los lectores.

image002

JENNIFER LAWRENCE, JAVIERA ACEVEDO Y YO

Cuando me enteré de que se habían filtrado fotos de la Javiera Acevedo no sólo simpaticé como mujer acerca de la violación que estaban haciendo de su privacidad, sino que me sentí completamente identificada con aquella situación. En ese momento quise escribir sobre el tema y decir que yo también fui víctima, pero no me di el tiempo y ahora me arrepiento bastante. Pero como de los arrepentidos es el reino de los cielos (dicen), hoy me doy el tiempo de escribir sobre el tema. Que hoy escriba no es casualidad; pese a que yo pensaba que el tema estaba enterrado, hoy reapareció en mi vida y me di cuenta que no lo tenía del todo superado.

Qué tengo en común entonces, con Jennifer Lawrence y Javiera Acevedo? Bueno, también hubo una  (o unas cuantas) fotos mías que se filtraron y terminaron mandándose por whatsapp compañeros míos de colegio y de ahí viralizándola entre otros amigos de ellos. Esas fotos me las había sacado un amigo fotógrafo en un contexto netamente artístico y estaban en un portal poco conocido de fotografía al que sólo podías acceder si tenías una cuenta en él. De que la foto la tenía “mucha gente”  me enteré el primer semestre del 2014 por una compañera del colegio, a la cual hasta el día de hoy agradezco por haberme contado de la situación. Nunca fuimos íntimas amigas pero ella cachó que yo no quería viralizar dicha foto porque la subí a Facebook pero censurada, justo cortada para que no se viera nada.

f681258708748078961092b84557761122Mi primera reacción fue preocuparme, me sentí desprotegida y por primera vez le tomé el peso a lo rápido que se viralizan las cosas en la red; le avisé a mi amigo fotógrafo y él eliminó dichas fotos, pero para temas prácticos, la foto ya se encontraba en el whatsapp de muchos de mis compañeros de colegio, personas bastante básicas y aweonás que claramente no ven una foto artística, sino que sólo ven a su compañera de curso con las pechugas al aire. Ahí es cuando yo pienso, cómo tan pendejos y malintencionados de querer viralizar una foto así? Si tienen acceso a porno y a weonas mucho más ricas (incluso sus pololas son más ricas que yo), cuál es la idea de compartir una foto de una compañera de colegio? Claramente no son las primeras pechugas que ven en su vida. Llegué a la conclusión de que simplemente es morbo y maldad. Y ahí me baja la pena, porque a ninguna de las personas que compartió dicha foto le hecho algo malo como para que quiera vengarse y causarme tal daño compartiendo mi intimidad.

Meses después del suceso, hoy me vengo a enterar que la persona con la que estoy saliendo conocía dichas fotos mucho antes de conocerme en persona. Esa foto la había recibido él en septiembre en un grupo de whatsapp de parte de un compañero mío de colegio. Él no le había tomado importancia y ahora, luego de un mes juntos el tema se dio y me  lo comentó. Para mi fue como desenterrar un antiguo miedo, despertar un antiguo fantasma que hace tiempo no molestaba. Juraba de guata que el tema ya lo tenía superado y que era lo suficientemente fuerte como para soportar que vieran mis fotos y que no me importaran los comentarios de aquellas personas que sólo buscan hacer daño. El tema es que no soy tan fuerte. El tema es que aún me cuesta entender que haya tanta gente que busque hacer daño porque sí.

16aef50118488a7f9b6a2088d4e30a6555Nunca supe quien viralizó dicha foto. Pero a todo aquél que la tuvo y la compartió, y a todo aquél que la tuvo, se rio y no hizo nada por revertir la situación; los invito a que se pongan en mi lugar. Yo me saqué esas fotos para que fueran vistas de manera artística, me gusta la fotografía íntima pero nunca fue para que gente conocida la mirara con maldad y ganas de hacer daño. Y si a los hombres les cuesta mucho ponerse en mi lugar, imagínense si se enteran que hay unas fotos de su polola semidesnuda dando vueltas y que todos sus amigos ya la conocen en pelota. Quizás así les sea más fácil entender. Y porfa no me vengan con weas de que cada uno sabe lo que hace y que uno no debe sacarse fotos así, veamos la wea con altura de miras por favor. Y un último favor, la próxima vez que sepan que se filtraron las fotos de alguien, pónganse en el lugar de dicha persona o piensen cómo se sentirían siendo su pareja.

De antemano muchas gracias, y chúpenla todos aquellos que viralizaron mi foto (tengo mejores).