CATÁLOGO DE CITAS #3 LA BLOGUERA

Foto de nuestra cita - Septiembre 2013

Foto de nuestra cita – Septiembre 2013

No sabía qué nombre ponerle a esta cita. Podría haber sido la bloguera-periodista-standupera-locutora… pero pa qué tanto, la bloguera y punto! Tuve una cita con la Ruffinelli, sí, con Bernardita Ruffinelli. Para el que no la conoce, la Rusia tiene un blog y así fue como la conocí. Además fue una de las cuentas más influyentes en tuiters, y actualmente conduce un matinal en una radio online y hace harto Stand Up Comedy.

Cómo fue que tuve una cita con ella? Pues bien, el 2013 hice una lista de regalos para mi cumpleaños en la que, a modo de talla, pedía una cita con ella. Mis amigos son tan bacanes, que la contactaron para que me hiciera un video (puta los weones lindo, los amo). Y en el video terminó invitándome a comer completos. Dio la casualidad de que justo una semana después yo viajaba a Stgo, así que la contacté y nos pusimos de acuerdo para juntarnos. Tomamos un café, los completos no son lo mío (de hecho, me cargan).

Mi primera impresión de ella fue bacan; nos hicimos unas señas, nos reconocimos y al saludarme me abraza y me dice: Feliz cumpleaños!! como si fuéramos amigas de toda la vida. La raja. Confieso que estaba más nerviosa que la cresta, me preguntó que café quería y ni idea qué pedir. Elegí uno mediano para no ser tan patúa y para que no se me acabara tan rápido.

Presentación2Me contó sobre sus papás, sobre lo que ellos pensaban de su blog; me contó que le hicieron bullying en la universidad por ser rubia y venir de colegio cuico, algo así como una legalmente rubia estudiando periodismo en la UFRO. Yo escuchaba y comentaba, poco recuerdo de las cosas que le conté. Lo que sí recuerdo, fue que le conté que conocía a alguien que iba en su colegio, obvio que ella no lo conocía personalmente porque él tenía mi edad, pero dio la casualidad de que ella conocía a su papá. Coincidimos en que eran encantadores, parece que es algo de familia. También me dijo que tenía voz de cuica, aunque en verdad la que lo dijo fui yo y ella solo soltó un “más que la mierda”. A esas alturas ya se me habían pasado todos los nervios.

Nos despedimos. Ella tenía que volver a su oficina y yo tenía que volver a Viña. Llegué directo a una ayudantía de un ramo. Varios me preguntaron cómo me había ido, pero el mejor comentario fue “Te maquillaste para salir con una mina??! Weona erí demasiao lesbiana”. Así que Bernardita, ya sabes, call me un domingo…jajajaja.

POR QUÉ ESCRIBO?

Hace tiempo tenía ganas de escribir y me puse a pensar de dónde venían esas ganas, en otras palabras, por qué escribo. La verdad es que esa pregunta tiene varias respuestas que han ido mutando en el tiempo. Empecé a escribir como desahogo y buscando una identidad. Para mi empezar a escribir significó descubrir una faceta que no tenía idea que existía (soy más matemática que humanista). Y bueno, junto con el blog nació paularaya como nombre, personaje, concepto, alter ego o lo que sea. Y en eso debo agradecerle a varios amigos, que incluso hablan de “paularaya” así tal cual, sin decir LA Paula o LA Paula Araya. Puede parecer algo súper estúpido (en realidad lo es), pero para mí significó el comienzo de una nueva etapa en la que empecé a sentirme mejor conmigo misma y aceptarme tal como soy.

1549557_10152638016599191_4813270951126396328_n

Mi fiel compañero

Ahora bien, una cosa es escribir y la otra es publicar. Por qué tener un blog, y no un diario de vida? En el colegio me enseñaron que la comunicación se lograba con un receptor. Me di cuenta que además de desahogarme, tenía una opinión que quería compartir con el mundo. Y tal fue mi sorpresa cuando me di cuenta que lo que hacía le gustaba a un pequeño grupo de gente, que por muy pocas personas que fueran, eso ya era un estímulo para seguir escribiendo. Más bonito aún fue cuando ese pequeño grupo creció y ya no eran solo amigos y conocidos míos, sino también otros blogueros y blogueras. Eso a la larga termina siendo un círculo virtuoso, porque inevitablemente uno empieza a leer y seguir otros blogs, y una lectura agradable siempre se agradece.

Ya con el bichito de la escritura dentro de mí, empecé a probar otros estilos como cuentos y poemas, y aunque sigo pensando que los poemas no son mi fuerte, me gusta eso de no quedarme en la zona de confort y simplemente probar otros tipos de comunicación, aun cuando el resultado no sea el mejor. A veces siento que me pasan cosas tan bacanes que realmente quiero compartirlas y contárselas al mundo; otras veces quiero compartir mi opinión para saber si soy la única que piensa de tal forma o no (generalmente me doy cuenta que no soy la única y eso se siente muy bien).

Hoy una compañera de práctica me dijo que se cagó de la risa leyendo el blog. Con ese simple comentario me hizo la mañana y decidí que hoy publicaba sí o sí. Mi día al final tuvo muchos altibajos pero no quería postergarlo más. En el fondo escribir en sí me hace bien, me relaja, es una entretenida forma de sacar la vuelta y de sacar las malas vibras. Y por otro lado recibir buenas críticas me pone muy feliz.

Y tu…(si es que escribes), por qué escribes?

LA ENTREVISTA

Como ya lo había comentado en facebook, la Isa Luengo, una estudiante de periodismo de la UAI, me contactó para una entrevista para un trabajo acerca de blogs de mujeres. Lo encontré la raja! Estaba a minutos de entrar a una prueba y esa noticia me sacó todos los nervios y me llenó de vibras positivas. A pesar de haber salido de la prueba con un tremendo caracho, lo de la entrevista y las buenas críticas hacia mi primer poema me tenían tremendamente contenta.

Les dejo aquí lo que fue la entrevista (:

¿Cómo se te ocurrió la idea de crear tu blog?

La idea del blog nace en dos tiempos. Lo primero fue que le mandé un inbox al blog de Bernardita Ruffinelli contándole acerca de una anécdota acerca de “decepciones sexuales”. Mi intención era saber si era la única a la que le había pasado algo así o a ella también y, de ser así, que escribiera sobre eso. A pesar de que ella fue muy simpática al responderme, me di cuenta de que la persona más indicada para escribir sobre eso era yo misma. Lo segundo fue cuando dejé de hablar con mi ex. Sentí la necesidad de desahogarme escribiendo y facebook no era la plataforma indicada, así que decidí hacerme un blog. Escribí primero esa entrada en un Word y la guardé. La idea no era comenzar el blog repartiendo tristeza, así que la guardé para más adelante.

¿Hace cuánto escribes?

Nunca escribí fuera de lo que me pidieran en el colegio, pero para cualquier informe o ensayo que hiciera, le ponía todo el empeño posible. Partí después con notas en facebook, un balance del año, por ejemplo. Desde que entré a la universidad solo había escrito informes de laboratorio o de proyectos, hasta que el año pasado tomé un ramo general sobre artistas del siglo XX y me costó volver a escribir algo más que discusiones de resultados y conclusiones. Y ahora el blog, recién hace poco me puse a escribir más en serio.

 Luego de terminar tu carrera, ¿te gustaría seguir con este proyecto del blog?

Descubrí que escribir me relaja, a veces es un desahogo y otras veces es una antesala para desarrollar la creatividad. Mientras tenga algo que decir, seguiré con este proyecto. Se ha vuelto un hobby tan importante como el deporte; ambos son necesarios para desconectarse de lo que es la universidad y, en un futuro, la pega.

¿Qué opinas de las mujeres que se están liberando y comenzando a hablar de temas que se consideran más conservadores, como el sexo…?

Me parece fantástico y sumamente necesario. En una sociedad que avanza hacia la igualdad de géneros es importante que tanto hombres como mujeres conversen abiertamente sobre estos temas tabú. Internet sirve mucho para aquél que quizás en persona no se atrevería a conversar sobre la sexualidad, pero que puede comentar una columna acerca de ello. Luego podremos mirarnos a las caras y decirnos cómo nos gusta, pero por algo se empieza.

Con respecto a lo mismo, ¿crees que las mujeres ya perdieron el miedo a hablar de sexo o aún les falta?

Creo que aún falta. Como dije antes, se da más en internet donde no existe la interacción física. Luego se da en grupos de puras mujeres. Con las amigas con las que puedes tener más confianza se pueden compartir anécdotas e incluso resolver dudas. Sin embargo, creo que todavía hay muchas mujeres que temen el verse como unas “zorras” o “fáciles” ante los ojos de los hombres por el hecho de conversar abiertamente de sexo.

Qué le dirías a las jóvenes que están empezando con proyectos que tienen que ver con temas femeninos, ya que no es muy común que mujeres hablen de temas “prohibidos”…

Que se atrevan! Que si tienen algo que decir, que lo digan. Hacerse un blog es gratis, solo requiere tiempo y dedicación. Y es un consejo no sólo para aquellas que quieren hablar sobre temas “prohibidos”, sino en general. También aplica para la cartucha que quiera defender su ideología virginal; si tiene argumentos potentes y un ritmo de escritura rico, adelante.

¿Te gustaría llegar a ser algún día como Bernardita Ruffinelli?

Uuuf! Da para harto esto. A Bernardita la admiro mucho, la encuentro tremendamente auténtica. Es simplemente ella y le importa un carajo si al resto le gusta o no. La sigo desde principios de año, leí un par de cosas en su blog y luego me suscribí. Hay muchas cosas sobre las que pensaba “¿seré solo yo?” y cuando la leía a ella y veía los comentarios me daba cuenta que no, que somos muchas. Dentro de esa admiración hay una cuota de imitación, pero va más en la forma de administrar el blog que en el fondo.

Tuve la suerte de conocerla. Tengo unos amigos maravillosos que la contactaron para que me hiciera un saludo de cumpleaños. Ella aceptó encantada, grabó el video y luego logramos juntarnos a tomar un café en Santiago. En persona es igual a como escribe, totalmente relajada, y muy espontánea. Estoy muy agradecida de su buena disposición y del cariño de mis amigos.

En cuanto a la figura de @Bruffinelli, Bernardita ha escrito toda su vida y es periodista. Yo soy una futura ingeniera y empecé a escribir hace poco. Pensar que algún día tendré la influencia y el peso mediático que tiene ella me parece algo muy lejano y ambicioso. Hacia allá no va ni norte, pero obvio que es gratificante cuando te das cuenta que lo que tu escribes se está leyendo y bastante. Una amiga me dice miniruffi y eso me halaga un montón, aunque probablemente muchos de sus fans odiarían la comparación.

 ¿Qué opinas de su blog y los temas que ella toca?

Su blog me encanta, me declaro una fiel lectora y fue claramente mi mayor inspiración para crear mi propio blog. Acerca de los temas, Bernardita es super transversal. Si bien lo que más resalta son los temas acerca de las relaciones y la sexualidad, ella ha escrito acerca de la innovación, la soledad, la farándula, el cine, la política y un sinfín de otros temas. Con algunos posts me puedo sentir identificada, con otros me cago de la risa e incluso otros me pueden dejar reflexionando un ratito.

En tu blog has escrito cosas de fiestas y alcohol, ¿no te da miedo que eso pueda causar una impresión equivocada de ti?

Va a causar la impresión que tenga que causar no más. Me encanta carretear y tomo bastante. Salgo prácticamente todas las semanas a tomarme un trago con amigos a mi pub regalón. Pero no por eso voy a ser una perdida y una borracha. Soy buena alumna, trabajo en la universidad, me gusta hacer deporte y también me gusta escribir. El que se quede sólo como la imagen de que soy fiestera me parece un ser muy limitado o prejuicioso.