MIS MUSOS

Maldita sociedad machista, existe la palabra musa pero no la palabra muso: “En la mitología griega las musas eran las diosas inspiradoras de la música y, según las nociones posteriores, divinidades que presidían los diferentes tipos de poesía, así como las artes y las ciencias”. Así define Wikipedia a las musas. Diosas, mujeres, femenino. Obvio. Porque los que escribían eran hombres. Pero yo soy mujer y tengo un muso. En realidad tengo más de uno. Pero puta que es fea la palabra muso. Es más, ni si quiera existe. ¿Cómo defino entonces, a aquellos hombres que me motivan a escribir?

Ellos me hablan por chat pero también me miran a los ojos.
Ellos conversan desde los temas más burdos hasta los temas más complejos.
Ellos leen a autores que yo no conocía, porque obvio, ellos leen.
Ellos son libres y su libertad es fascinante.
Ellos me hacen reír y me hacen pensar y eso es lo más rico de todo.
Que rico es un hombre desafiante.
Que rico es embriagarse con cada conversación.

Image

Pensé en escribir sobre lo que hablamos anoche,
o el otro día, o lo que hablaremos mañana.
Pero me dio vergüenza.
No quiero que sepan que son mis musos.
Pensé en escribir sobre lo que hablamos anoche
y escrito está.
Pero me dio vergüenza publicarlo.
No quiero que sepan que son mis musos.
No quiero que dejen de serlo.

Anuncios